Economía Digital | Digital Business Marketing School
|
Recordar contraseña Introduce tu E-Mail y te enviaremos a tu dirección de correo electrónico tu contraseña de acceso.
10 consejos para alumnos de ICEMD y bloggers primerizos (bonus track) : Social Media Intelligence

Blog: Social Media Intelligence

Escribo este post pensando en los alumnos de máster de ICEMD que en unas semanas comenzaréis el curso y tendréis que elegir entre blog y whitepaper para su proyecto final.

Si elegís meteros en el mundo blogging (y aquí os doy unas cuantas razones para hacerlo), encontraréis con problemas o dificultades específicas de un proyecto de final de máster en formato blog.

Incluso aunque tengáis experiencia con blogs corporativos o personales, cada bitácora tiene sus propios retos y objetivos, por no hablar de que las dinámicas de trabajo, la libertad en los contenidos, y las características técnicas, pueden ser totalmente opuestas.

Por eso, si eres un alumno de ICEMD y tu proyecto fin de máster va a ser un blog, toma buena nota de mis aciertos, pero sobre todo de mis errores:

I want you to be a sucessful beginner blogger

// 10 consejos para alumnos de ICEMD que son bloggers primerizos

Consejo 1: el tutor ideal

1.- Búscate un buen tutor, que lea lo que escribes y te guíe por buen camino.

Te parecerá una obviedad: “Todos los tutores me harán un seguimiento, se leerán los posts de sus alumnos e irán haciendo comentarios y críticas para mejorar el aprendizaje del alumno y la calidad del blog”. En mi promoción no ha sido así, ha habido de todo, y se nota la diferencia en los resultados cuando el tutor hace seguimiento y cuando no.

¿Por qué es tan importante un buen tutor?

Porque tendrás mil y una dudas: con el tema general, con cada artículo, con la implementación de Analytics en WordPress,… A medida que avances con el blog, te preguntarás si tus posts son demasiado largos, o demasiado cortos; si el enfoque es el correcto, o si te estás desviando; si estás cumpliendo los objetivos, o si al final te vas a encontrar con un suspenso. Si tienes un tutor que te hace seguimiento, tendrás la seguridad de que si te desvías del camino, te lo hará saber.
Además, saber que tienes un lector fijo (más allá de tu madre y algún compañero de clase caritativo), y ojo, no un lector cualquiera, sino un profesional del marketing digital, supone un aliciente para mantener la ilusión y la calidad de tu blog.

Mi recomendación: pide referencias a alumnos de otros años que hayan tenido al mismo tutor. Contáctales a través de los grupos de ESIC e ICEMD en Linkedin o en Twitter, y averigua qué tutores van a ayudarte a lo largo de todo el proyecto, y cuáles se limitarán a ponerte la nota. Por cierto, que esto sirve también para los alumnos que elegirán el formato whitepaper.

Consejo 2: cómo elegir el tema del blog

2.- No elijas el tema central del blog a la ligera (como hice yo)

Piensa que vas a tirarte meses escribiendo sobre el mismo tema: es una decisión central que puede hacer que aborrezcas el blog a las tres semanas, o que mantengas el interés hasta el último día.

Tema que dominas vs. Tema que desconoces

Escribir sobre algo que no dominas es más complicado y requiere una inversión de tiempo considerable, pero es infinitamente más interesante, sobre todo cuando estás en un periodo de tu vida en el que buscas aprender lo máximo posible (o eso se supone si haces un máster).

Tema específico vs. Tema generalista

Elegir un tema generalista tiene muchas ventajas: al ser más amplio, tienes muchas temáticas para tus artículos, por no hablar de que tendrás muchas fuentes de información en las que basarte. Sin embargo, un tema específico te permitirá profundizar en un área de conocimiento que, si te interesa profesionalmente, puede ayudarte a especializarte e incluso posicionarte en ese área. Por no hablar de que es más probable que hagas un blog coherente a nivel de contenidos si te focalizas en un tema específico, ya que habrá más relación entre los artículos y el enfoque será más sólido.

Además, como veremos a continuación, escribir contenidos demasiado generales supone competir en un mercado saturado.

Tema trendy vs. Tema friki

Escribir sobre un tema de moda puede parecer una buena idea: tienes un montón de información de la que nutrirte, puedes intentar sumarte a la tendencia y capturar parte del interés generado, y la acogida que puedes tener en redes sociales y foros seguro que será mejor.

No obstante, como decía antes, esto supone competir en un mercado saturado: si escribes sobre lo mismo que los grandes bloggers y las webs especializadas, ¿cómo vas a destacar? ¿Por qué te van a leer a ti en lugar de a Carlos Bravo, Clara Ávila o Tristán Elósegui?

Las ventajas de elegir un nicho concreto y apostar por un tema friki no son tan obvias, pero están ahí: menos competencia y más facilidad para diferenciarte. Y, en mi opinión, elegir un tema poco “trillado” te facilita la tarea de identificar tu audiencia y los lugares donde ésta se encuentra.

Por ejemplo: escribes sobre Social Media y publicas tus posts en un grupo de Linkedin generalista con decenas de miles de miembros y una media de 50 publicaciones diarias. ¿Realmente crees que tu post va a destacar entre todas ellas? (Aún así, no dejes de intentarlo y comprobar si a ti te funciona, que yo no soy ningún gurú) Si tu contenido es más específico y lo publicas en un grupo con mayor afinidad temática, con unas pocas publicaciones diarias, es más probable que el tráfico que recibas sea de calidad, aunque sea menor en cantidad.

Pero por encima de todo, intenta escribir sobre algo que te apasione y despierte poderosamente tu curiosidad: si un tema te gusta se nota en estilo, tiempo, calidad,… Escribir sobre lo que no te gusta no es rentable.

Confieso que yo elegí el tema de mi blog a la ligera. ¿Volvería a elegir el mismo tema ahora que sé todo esto? Probablemente sí, porque he aprendido muchísimo, he disfrutado aún más, y al final ha resultado ser una buena elección. Sin embargo, lo cierto es que lo elegí por las razones equivocadas, y ello me llevó a cometer un error garrafal que he pagado caro en cuanto tráfico, como luego contaré: tardar demasiado en publicar los primeros post.

Consejo 3: no dejes para mañana lo que puedes publicar hoy

3.- No dejes para mañana lo que puedes publicar hoy

Empieza a publicar cuanto antes. Yo empecé a publicar a finales de abril, y teniendo en cuenta que tienes que tener el blog activo un mínimo de 4 meses, eso supuso que mi etapa de blogger coincidiera con la acumulación del cansancio de meses de máster, de exámenes y de proyectos, y que además tuviera que publicar varios posts por semana, ya que debía colgar todos los artículos antes de septiembre. #epicfail

Sé que suena utópico, pero lo mejor que puedes hacer es empezar a publicar en enero:

- Tendrás más tiempo para cumplir con tu plan editorial y tu plan de difusión.

- Si alguna semana tienes un pico de trabajo o tienes entregas en el máster, puedes darte el lujo de disminuir tu actividad bloguera porque vas con tiempo.

- Como te pille el verano de por medio, tendrás que esforzarte el doble para captar visitas de calidad a tu blog y afilar tu ingenio para hacerte visible, además de hacer contenidos un poco más light y con más gancho (lo que según el tema, no siempre será factible).

- Pero sobretodo, llegará junio y habrás terminado tu proyecto final de carrera antes del módulo final y de tus vacaciones.

Quien golpea primero, golpea dos veces: una cosa que no tuve en cuenta al empezar el blog es que a todos nos pasa lo mismo, dejamos el proyecto para el final. Esto se traduce en que de enero a marzo hay pocos alumnos escribiendo en los blogs de ICEMD, pero de junio a agosto estamos todos publicando como si no hubiera un mañana: es decir, que si quieres poca competencia, sé el primero. Y cuando hablo de competencia, hablo de tres frentes de captación de tráfico:

- Tus propios compañeros: recuerdo que mi compañera Rocío Noreña fue durante unos meses la única de nuestra clase con un blog activo, y no tenía que competir con ningún otro compañero por nuestra atención (también hay que decir que sus artículos estaban muy trabajados).
- Otros usuarios que acceden a la home de los blogs de ICEMD: cuando hay pocos alumnos publicando, es más probable que ocupes las primeras posiciones, lo que indudablemente te da una ventaja en cuento a captación de tráfico.
- Los seguidores de ICEMD en redes sociales: aunque desconozco la estrategia de contenidos y la política de difusión de los blog de alumnos, cabe suponer que cuando sólo hay 2 post nuevos a la semana (el tuyo y el de otro compañero), es mucho más fácil que le den difusión en sus redes sociales, que cuando hay 10 artículos al día.

Sólo es una hipótesis, pero estoy convencida que si comienzas a publicar en los primeros meses de máster, los resultados serán mejores, en calidad y cantidad.

Consejo 4: informe inicial

4.- La planificación es clave: haz un Informe inicial

Mi principal acierto ha sido currarme un informe inicial completo y detallado.

El informe inicial es un documento que algunos tutores piden como requisito previo a comenzar a publicar. La forma puede variar, pero a grandes rasgos es un documento donde presentas tu proyecto y dices lo que vas a hacer y cómo lo vas a hacer. En mi caso, mi tutor me pidió que tuviera los siguientes puntos:

- Objetivos
- Target
- Contenido
- Blogs similares
- Estrategia de diferenciación
- Fuentes
- Temática y calendario editorial
- Difusión
- Generación de tráfico
- Métricas, KPI y herramientas
- Fecha de implementación de Google Analytics

Reconozco que al principio me dio infinita pereza y lo que es peor, no sabía por dónde cogerlo. Sin embargo, te recomiendo que tú también lo hagas porque te obliga a:

- Reflexionar sobre muchos aspectos del blog y a “aterrizar” al máximo el proyecto: esta es la mayor garantía para evitar errores. Por ejemplo, te obliga a marcarte un plan editorial, desglosando los post que publicarás: así nunca te quedarás en blanco, ni perderás la coherencia, ya que el trabajo de identificar “de qué vas a hablar” y cuándo vas a hacerlo estará hecho. Lo peor que podrá pasarte es que te surjan nuevas ideas por el camino.

- Marcarte objetivos: al contrario de lo que pueda parecer, los objetivos son aliados, no enemigos. Consensuar objetivos con tu tutor antes de iniciar el blog te evitará sorpresas desagradables de última hora: ambos sabréis qué resultados persigue el blog, y será muy sencillo comprobar si se han alcanzado o no.

- Cumplir los deadlines que tú mismo has fijado, no sólo en cuanto a publicaciones, sino también en cuanto a difusión, medición y optimización.

- Trabajar duro al principio (cuando tienes más tiempo), pero te ahorra mucho trabajo en el mientras, y sobre todo al final (cuando vas muy justo de horas y energías), ya que el informe final que habrás de entregar tras el último post no es más que una revisión del informe inicial, en el que analizas resultados y aprendizajes.

En definitiva, te recomiendo que aunque tu tutor no te lo pida, hagas un informe inicial para tu blog: todo son ventajas.

Consejo 5: Google Analytics desde el primer post

5.- Google Analytics, tu herramienta de cabecera

Una vez terminada la fase de conceptualización y planificación, y casi incluso antes de publicar el primer post, la primera tarea de tu lista es implementar Analytics cuanto antes: así tendrás métricas desde el primer minuto y contabilizará todas las visitas. Además, Analytics te obliga a preocuparte por tu tráfico e impide que te olvides de trabajar en la difusión de tus contenidos.

Por otro lado, y esto es ya una opinión personal, te recomiendo que filtres los datos de tus visitas para que las métricas de Analytics sean lo más reales y fieles a la realidad posible. Es un error común, incluso en los departamentos de Marketing Digital, no filtrar las visitas a la web pertenecientes a empleados, de forma que se trabaja con datos irreales, inflados. Porque el problema no es sólo a nivel de cantidad de visitas, sino principalmente que métricas como la tasa de rebote, el tiempo en la página o las sesiones por tráfico directo pueden verse seriamente afectados: por ejemplo, a veces accedes a un post tuyo sólo para copiar la URL y compartirla en redes sociales; son sólo unos pocos segundos que empeoran tu tasa de rebote o el tiempo de permanencia.

En mi caso ha sido fácil porque los días a la semana que trabajaba en el blog (y por tanto, lo visitaba) lo hacía desde Burgos, así que pude crear un segmento personalizado en Analytics que me excluía las visitas desde esa provincia: es cierto que puede que me filtrara también alguna visita “natural” de algún lector de Burgos, pero tenía la ventaja de que también me separaba las visitas de mi familia, que desde luego me leían por curiosidad personal y no por interés profesional, y no eran precisamente mi target.

Otra alternativa es intentar acceder al blog siempre desde WordPress, para no generar “falsas visitas” y mantener tus estadísticas inalteradas.

Consejo 6: capta la atención de tu target

6.- Llama, captura y mantén la atención de tu target

Utiliza todos los elementos que estén a tu alcance para destacar dentro y fuera del blog: por muy interesante y trendy que sea el tema de tu blog, esfuérzate por capturar la atención de los usuarios.

Uno de los trucos que yo he usado ha sido optimizar la imagen de cabecera de los posts: si te das cuenta, es el primer elemento (si me apuras, incluso antes que el título) que puede hacer destacar tu artículo en la home de blogs de ICEMD, o cuando el usuario ya ha accedido al blog. Hay muchas formas de llamar la atención, en función del tipo de blog, del target y de los recursos de los que dispongas. Sin embargo, lo que está claro es que utilizar imágenes de baja calidad, insulsas / muy trilladas, o incluso con el forma erróneo (si son demasiado anchas la plantilla actual de WordPress, automáticamente de las “comprime” en horizontal y se deforman), no incentiva a las visitas.

En mi caso, salvo algunas excepciones, he procurado no elegir la imagen hasta pocos minutos antes de publicar el post; de esta forma, podía mirar qué imágenes había en la home de los blogs y qué tipo de imagen iba a permitirme destacar más fácilmente. Por ejemplo, cuando las últimas publicaciones habían utilizado fotos en blanco y negro, yo me desmarcaba con una ilustración en tonos rojos, o si se formaba un batiburrillo con muchas imágenes coloridas, yo elegía una más limpia, en tonos pastel o B/N.

Además, he invertido un poquito en fotos e ilustraciones de calidad: algunas compradas en banco de imágenes, y otras “handmade”. Puede parecer excesivo, pero si pensamos que una buena imagen de cabecera también nos va a ayudar a destacar el post cuando lo publiquemos en redes sociales, vemos que la utilidad es muy grande.

Al margen de la imagen principal, ten siempre en cuenta que las formas siempre importan:

- Justifica los textos: está comprobado que se lee más y mejor que si simplemente está alineado a la izquierda.
- Revisa la ortografía.
- Utiliza negritas y bullets (nunca, nunca, subrayado).
- Opta por párrafos cortos.
- Intercala algunas imágenes, y si puedes, incluso vídeos.
- Utiliza enlaces internos y externos, y comprueba que funcionan correctamente.
- Destaca títulos y subtítulos con los formatos de texto.

Todo ello facilita la lectura y hace más atractivo tu contenido, lo que tiene una incidencia directa en tus estadísticas en Analytics.

Consejo 7: planifica, programa y vencerás

7.- Organízate como un profesional con un simple Excel

Para que no se te pase por alto ninguna de las tareas de publicación y difusión del blog, mi consejo es que utilices un Excel a modo de documento guía: en él puedes incluir las fechas de publicación de cada post, las acciones de difusión específicas para cada publicación e incluso un apartado para hacer seguimiento periódicos de KPIs y métricas.

Así podrás llevar un control y saber qué artículo has de escribir para la semana que viene, en qué grupo de Linkedin has publicado determinado post, o qué métricas han sido más flojas y hay que corregir. De lo contrario, te será complicado acordarte de qué posts aún no has publicado en Mk Fan o los artículos que viste con mala tasa de rebote y te propusiste optimizar cuanto antes.

Otra recomendación es que preveas los momentos en los que vas a tener menos tiempo para el blog (una semana en julio por exámenes, unos días en Semana Santa por vacaciones, un viaje de trabajo en mayo) y puedas redactar los artículos con antelación, programarlos en WordPress para que se publiquen en la fecha que quieras, e incluso planificar en Hootsuite algunas publicaciones en redes sociales. De esta forma podrás mantener la regularidad que requiere un blog, aunque tu disponibilidad varíe. Por ejemplo, yo he podido mantener en agosto el ritmo de una publicación semanal a pesar de estar la mitad del mes de vacaciones, porque dejé programado los post con antelación.

Consejo 8: la regla de oro del blogger

8.- Regla de oro: mismo tiempo a difusión que a producción

Es incuestionable: como mínimo, debes dedicar el mismo tiempo a dar difusión a tus contenidos y generar tráfico a tu web, que a redactar los artículos. ¿De qué te sirve tener contenidos geniales si nadie los conoce?

He de reconocer que yo no siempre he cumplido esta regla: habré dedicado un 65% a producción y un 35% a difusión. Este error lo he pagado caro en tráfico: si hubiera equilibrado más ambas partes, probablemente mis cifras de visitas sería mayores. Es un defecto que he ido corrigiendo poco a poco: me gusta tanto trabajar mis textos y diseñar ilustraciones e infografías, y soy tan exigente con los contenidos, que dedico mucho tiempo a la producción, a veces a costa de las tareas de difusión.

Que a ti no te pase lo mismo: si sólo tienes 7 horas semanales para el blog, limita a 3 la producción, emplea 3 para la difusión, y reserva 1 para el seguimiento de los resultados y la optimización.

No hacer seguimiento y optimización es otro gran error: si dejas de lado estas tareas fundamentales, no podrás saber si estás cumpliendo o no tus objetivos, ni corregir las desviaciones que casi seguro se producirás.

En mi caso una de las cosas que detecté y corregí a tiempo fue Pinterest: esta red social formaba parte de mi estrategia de captación de tráfico, pero por más que probé con diferentes imágenes e infografía, no conseguí que me diera resultado; gracias a monitorizar las fuentes de tráfico pude detectar el problema y tomar la decisión de dejar de dedicar esfuerzos a Pinterest y, en su lugar, hacer más hincapié en Linkedin, que sí me aportaba tráfico de calidad.

Consejo 9: cómo saber quién comparte tus post en RRSS

9.- Consejo pro: monitoriza tus menciones y tus keywords

Este consejo requiere que uses Hootsuite u otra herramienta de gestión de redes sociales que permita hacer seguimiento de menciones, URLs y palabras claves, y Google Alerts o similar.

¿Por qué es interesante esta monitorización? Por dos razones:

- Para medir mejor la difusión real de tus contenidos: ¿cómo saber quién comparte tus posts en redes sociales? Es cierto que al final de cada post hay una pequeña barra de botones sociales que contabilizan las veces que ese post ha sido compartido, pero ojo, porque sólo cuenta cuando se comparte a través de ese pluggin (Share This). En mi caso, como Twitter ha sido la red principal en mi estrategia social media, utilicé Hootsuite para averiguar quién podía estar tuiteando mis artículos sin que el pluggin del blog lo contabilizara.

- También para conectar con mi target y optimizar la difusión: gracias a este pequeño truco identifiqué bastantes tuits en los que se compartían posts míos (sobre todo éste), pude agradecer a los tuiteros que lo hubieran compartido en su timeline y conectar con profesionales del sector interesados en el tema. Algunos de ellos se convirtieron en contactos profesionales en Linkedin, lo que dio pie a debates sobre Social Media Intelligence en grupos de Linkedin.

También te recomiendo hacer lo mismo fuera de las redes sociales, en Google Alerts:

- Para descubrir posibles menciones a tu blog.

- Pero sobre todo para estar al día de la actualidad de tu temática y hacer curación de contenidos para tu blog (esta misma utilidad también puedes conseguirla con Hootsuite, para Twitter).

Consejo 10: cuélate en la newsletter de ICEMD

10.- El truco definitivo: haz que tu blog aparezca en la newsletter mensual de ICEMD

Durante mis 4 meses de actividad el blog ha tenido dos picos muy importantes de tráfico: cuando una de mis infografías fue compartida en el blog de Alfredo Vela “el rey de las infografías”, y cuando uno de mis post apareció en la newsletter de ICEMD. Ninguna de ambas cosas fue casual.

Si te fijas, verás que algunos meses recibes una newsletter de ICEMD titulada “Nuestros alumnos cuentan, con algunos posts publicados en los blogs de los alumnos. No sé cuanta personas reciben ese e-mail, pero aunque sea a una parte reducida de su base de datos, seguro que ya son muchos más lectores potenciales en un solo envío de los que tendrías en redes sociales o en un e-mailing propio. Por no hablar de que puede existir bastante afinidad entre el tipo de contactos y tu target.

Te cuento mi truco para aparecer en esta newsletter:

- Averiguar la periodicidad: como los alumnos recibimos este e-mail, es fácil saber qué día del mes lo envían. Fíjate en los primeros meses y detecta el patrón. En mi año académico el envío se hacía los jueves o viernes, en la tercera o cuarta semana del mes, entorno al día 20 (3 días arriba, 3 días abajo).

- Publicar un post el día previsto del envío: yo calculé que la newsletter de julio se enviaría en jueves 17, publiqué un post esa misma mañana, y mi post apareció el tercero en el e-mail. Tuve suerte porque acerté a la primera en el último mes, ya que en agosto ICEMD cierra por vacaciones. Ay, si hubiera intentando esto antes…

- Si has sido uno de los afortunados, comprobar la efectividad en Analytics: para saber si este truco es tan bueno como te prometo, presta atención al tráfico que te genera y valora si es cuantitativa y cualitativamente significativo. Si la respuesta es sí, intenta repetir éxito en la próxima newsletter.

Newsletter ICEMD

// El mejor consejo de todos: enjoy it!

Éstas son mis 10 consejos para los próximos alumnos de ICEMD que sean bloggers primerizos: espero que os ayuden a conseguir mejores resultados y evitar algunos errores.

Sea como fuera, el mejor consejo de todos es éste:
disfruta la experiencia de crear, alimentar y hacer crecer tu propio blog.
La vida es demasiado corta, y el máster demasiado largo: créeme, necesitarás motivación extra.

¿Quieres trucos extra?

Contacta conmigo a través de Twitter y Linkedin.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Aceptar la política de privacidad



“Los comentarios y opiniones que exprese en este Blog serán de su exclusiva responsabilidad, no representando en ningún caso a El Instituto de Marketing Relacional, Directo & Interactivo (en adelante ICEMD). Antes de ser publicados, los comentarios deberán ser validados por el Titular del Blog, por lo que puede suceder que éste decida no publicarlos. En ningún caso serán publicados comentarios sexistas, racistas, que inciten a la violencia o que en general resulten ofensivos o intimidatorios. Sus comentarios deberán respetar las normas de propiedad intelectual e industrial de terceros, así como los derechos de imagen, honor e intimidad de acuerdo a la ley vigente. No está permitido que utilice este espacio para hacer publicidad a favor de terceros. ICEMD queda eximida de cualquier responsabilidad derivada de los perjuicios que pueda causar al contravenir estas normas”.

Los datos registrados pasarán a un fichero propiedad de ICEMD, adecuándose a la Ley Orgánica 15/99 de 13 de diciembre de Protección de Datos Personales.

ICEMD se compromete a tratar de forma confidencial los datos de carácter personal facilitados y a no comunicar o ceder dicha información a terceros.

Para ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición o cancelación de sus datos se deberá enviar una carta a junto con copia del DNI a Avda. Valdenigrales s/n Edificio Esic, Pozuelo de Alarcón 28223 Madrid, por las dos caras, o pasaporte, con la referencia "PROTECCIÓN DE DATOS"”. CERRAR