Economía Digital | Digital Business Marketing School
|
Recordar contraseña Introduce tu E-Mail y te enviaremos a tu dirección de correo electrónico tu contraseña de acceso.
¿Realmente Tinder es superficial? ¡It´s a match! : Customer Experience en Mobile

Blog: Customer Experience en Mobile

“Deslizo fotografías de chicos que me resultan atractivos a través de mi teléfono. En 30 segundos he identificado al menos a 10 dentro de un radio de 4km del lugar dónde me encuentro. No tenemos amigos en común, pero de alguna manera, estamos conectados a través de un amigo de un amigo.

 La mayoría son demasiado jóvenes, de 20 a 30, pero eso no tiene porque detenerme. Si yo quiero, con tan sólo pulsar el corazón podría estar cerca de conocer a alguien interesante”.

Todo esto puede sonar raro, pero es una práctica muy extendida entre los más jóvenes y no tan jóvenes. Tinder es una aplicación que se basa principalmente en la geolocalización y Facebook, cruzando datos altamente interesantes. Cuando nos unimos a Tinder ponemos nuestra cara en ese “catalágo” en el que estamos expuestos a un juicio rápido.

Tinder-for-Android.jpg-640x271-574x243

A diferencia de un sábado por la noche, no sabremos si a alguien le interesas o no, hasta que al dar un “like” descubres si el sentimiento es mutuo. Así que en Tinder no hay un riesgo real de quedar mal.

Los fundadores de Tinder explican que esa simplicidad está hecha a propósito.  La usabilidad que experimentas en el télefono es totalmente diferente a la que vives en la web. Pretenden que sea más sencilla que el resto de aplicaciones.

En principio esto puede parecer obvio. Pero para Tinder, el resto de servicios de dating también son competencia directa. No pretenden crear experiencias especiales, simplemente establecer un primer contacto entre usuarios para crear relaciones inmediatas. La finalidad es simplificar la experiencia que vivimos en la vida real, algunos consideran Tinder una app superfcial, debido a que todo se resume a elegir fotografías en las que en segundos decides si sí o si no. Y de hecho lo es, está diseñado para que lo sea, porque los primeros momentos en la vida real también son superficiales.

En realidad, es una experiencia que simula el comportamiento humano. Lo que ocurre en Tinder no es nada diferente a lo que realmente hacemos. Cuando conoces a alguien la primera vez, ves su cara, si te resulta atractiva crearás una primera conexión y después comenzarás a hablar de tu vida y de tus intereses comunes. A partir de ahí decides si establecer un diálogo.

Es difícil que todo el mundo entienda esta ruptura de nuestro comportamiento social llevado al ámbito digital. Ves la cara de alguien, entras en su perfil, si te gusta y le gustas, empezáis una conversación a través de mensajes privados. Lo que ocurre es que Tinder se encarga de todo este proceso con una velocidad e infraestructura digital en lugar de por ejemplo, un whisky analógico.

¿Y cómo consiguen ganar nuestra confianza? ¿Corresponderá esa cara a la persona que está hablando conmigo?

Para despertar nuestra confianza, Tinder utiliza Facebook. Las fotografías que elegimos las tienes que seleccionar desde tu red social, dándonos información acerca de sus gustos y de sus intereses. Tinder se alimenta de los datos de Facebook pero aún así la información puede ser falsificada pero no será falsificada dentro de Tinder, por lo que en este caso se cubre “las espaldas”. Si estás mintiendo en Tinder, estás mintiendo al resto de personas de tus redes sociales.

Facebook también permite a  Tinder, ver que personas se conectan contigo, así que cuando ves un buen partido verás a sus amigos en común contigo. Este tipo de tácticas dan fiabilidad acerca de la persona con la que estás a punto de establecer una conexión, igual que ocurriría en la vida real, conoces a un chico o una chica y si tenéis amigos en común te informas acerca de esa persona.

Tinder a través de sus propios algoritmos ha conseguido ofrecer a los usuarios las mejores “coincidencias” que ha hecho que la aplicación se convierta en algo tan adictivo que el 80% de usuarios usan la aplicación cada semana y el 65% diariamente.

Si Tinder es superficial, quizás la culpa no es de nadie amigos, sino de nosotros mismos y de cómo nos comportamos socialmente. ¡That´s all!

Besos digitales,



Comentarios

  • Marta Garayoa - 12 septiembre, 2016 a las 11:27 am

    Buenísimo artículo! Me ha gustado un montón y es totalmente cierto. Parece algo muy poco natural pero en el fondo no es mejor ni peor que conocer a alguien en la vida real, todo depende de tu forma de relacionarte. De hecho, casi veo mejor empezar a hablar con alguien un domingo al medio día por Tinder que un sábado a las 4am con un par de copas… Gracias por normalizar este tipo de apps :)

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

    Aceptar la política de privacidad



    “Los comentarios y opiniones que exprese en este Blog serán de su exclusiva responsabilidad, no representando en ningún caso a El Instituto de Marketing Relacional, Directo & Interactivo (en adelante ICEMD). Antes de ser publicados, los comentarios deberán ser validados por el Titular del Blog, por lo que puede suceder que éste decida no publicarlos. En ningún caso serán publicados comentarios sexistas, racistas, que inciten a la violencia o que en general resulten ofensivos o intimidatorios. Sus comentarios deberán respetar las normas de propiedad intelectual e industrial de terceros, así como los derechos de imagen, honor e intimidad de acuerdo a la ley vigente. No está permitido que utilice este espacio para hacer publicidad a favor de terceros. ICEMD queda eximida de cualquier responsabilidad derivada de los perjuicios que pueda causar al contravenir estas normas”.

    Los datos registrados pasarán a un fichero propiedad de ICEMD, adecuándose a la Ley Orgánica 15/99 de 13 de diciembre de Protección de Datos Personales.

    ICEMD se compromete a tratar de forma confidencial los datos de carácter personal facilitados y a no comunicar o ceder dicha información a terceros.

    Para ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición o cancelación de sus datos se deberá enviar una carta a junto con copia del DNI a Avda. Valdenigrales s/n Edificio Esic, Pozuelo de Alarcón 28223 Madrid, por las dos caras, o pasaporte, con la referencia "PROTECCIÓN DE DATOS"”. CERRAR